Sentencia Tribunal Supremo: Aplicación del art. 56.3CP

Aplicación del art. 56.3 CP: Inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad.

El Tribunal Supremo declara haber lugar parcialmente al resurso de casación interpuesto por el Ministerio Fiscal con estimación del motivo 1º; y en su virtud, casa y anula la sentencia dictada por la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León de fecha 26 de marzo de 2019, recaída en recurso de apelación contra la sentencia de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Palencia de fecha 18 de octubre de 2018.

El Ministerio Fiscal basó el primer motivo de su recurso de casación en infracción de ley, al amparo del art. 849.1 de la ley penal de ritos, por indebida inaplicación de lo previsto en el art. 56.1.3º del Código Penal en relación al delito de homicilio intentado. Respecto de ello, la sentencia de la Sala entendió que: "Sin embargo, con respecto a la pena de la inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad señala el Tribunal de instancia en su sentencia, pese al resultado de hechos probados de haberse perpretrado el intento de homicilio a presencia de los menores que considera que no procede acordar dicha pena por entender que no está acreditado que así lo exija el interés de los menores. (...) El Tribunal considera suficiente la imposición de la pena de alejamiento y prohibición de comunicación respecto de los menores, sin más.

(...) Pues bien, esta Sala del Tribunal Supremo ha tratado este tema, recientemente, en tres ocasiones, cuyos exponentes son las sentencias:

1.- STS 568/2015 de 30 de septiembre de 2015, Rec. 10238/2015

2.- STS 118/2017 de 23 de febrero, 2017, Rec. 10444/2016

3.- STS 477/2017 de 26 de jun. 2017, Rec 10119/2017

(...)

Y tras recordar los deberes y obligaciones que implica el ejercicio de la patria potestad establecidos en el art. 154 del Código Civil, se añade que difícilmente es compatible que la persona que ha intentado acabar con la vida de la madre de su hija pueda ser apto para educar y procurar una formación integral a la menor y que situándonos en la hipótesis de que el hecho se hubiera consumado, se habría producido un acto que hubiera implicado dejar a la menor en una situación de desamparo, al privar de la vida a uno de los progenitores, y lógicamente encontrarse el otro en situación de privación de libertad, con lo que ello conlleva de distorsión en la vida y desarrollo de una persona que en el momento de los hechos tenía cinco años de edad, lo que no supuso un freno para la conducta del acusado.

(...) Ciertamente, como recuerda la Sentencia de esta Sala 1083/2010, de 15 de diciembre, es la protección del bien superior del menor la finalidad que debe prevalecer para determinar la aplicación de esta inhabilitación especial.

Y estas razones, como bien señala la sentencia recurrida, han determinado, en este caso, la decisión del Tribunal de instancia ya que ciertamente repugna legal y moralmente mantener al padre en la titularidad de unas funcionaes que resultan absolutamente incompatibles en quien, de forma alevosa, ha intentado matar a la madre del menor (...).

Del mismo modo, la jurisprudencia no ha limitado la posibilidad de aplicación de estas penas a los casos de delitos cometidos contra los menores, sino que lo ha entendido aplicable a supuestos en los que no siendo el menor sujeto pasivo o víctima del delito, sin embargo, ha resultado directamente afectado por él.

(...) Por ello, entendemos que resulta a todas luces insuficiente que este tipo de hechos se puedan resulver a efectos de "proporcionalidad de la pena" con una pena de prohibición de acercamiento o de comunicación. Lo es para para otros supuestos, pero no cuando se prepretra el delito en el marco, condiciones y circunstancias que en este caso se han producido, y la desatención que conlleva la decisión de querer matar a su ex pareja en presencia de los menores, nada menos que en el mismo instancia en el que debía cumplir el régimen de visitas con ellos.

(...) Además, las reglas de la naturaleza impiden otorgar normalidad alguna a un suceso como el desplegado y relatado en los hechos probados. Y estas mismas reglas son las que, trasladadas al ámbito jurídico, deben conllevar un régimen sancionador grave para un hecho, también considerado grave, en cuanto se refiere a las relaciones de los padres con respecto a sus hijos, porque cuando aquellos han despreciado a éstos, a su personalidad y a su psique en un ataque de esa naturaleza, deben asumir las consecuencias penales en orden a la inhabilitación o la privación de la patria potestad sobre estos menores, ya que no es preciso que se produzca un ataque directo al menor para que se proceda a la imposición de esta pena, sino que el ataque a la propia madre de este menor por su propio padre, y con la clara intención de acabar con su vida, determina la imposición de la pena interesada de privación para el ejercicio de la patria potestad, lo que supone la fijación de la "vinculación" de la relación directa entre la imposición de esta pena con el delito cometido y "presenciado" por el menor y, en consecuencia, la aplicación de la pena de inhabilitación de la patria potestad como pena adicional a las impuestas en sentencia.

Sentencia del Tribunal Supremo 3035/2019 (ECLI:ES:TS:2019:3035), de 8 de octubre de 2019, ponente Exmo Sr. D. Vicente Magro Servet.