SENTENCIA DEL T.S. ALIMENTOS A LOS HIJOS MAYORES DE EDAD

Resumimos la sentencia de la Sala 1ª del Tribunal Supremo, de fecha 22 de junio de 2017 (ECLI:ES:TS:2017:2511) que determina la extinción de la obligación del pago de la pensión de alimentos a favor del hijo mayor de edad.

El demandante interpuso demanda de modificación de medidas en la que solicitaba la retirada de la pensión de alimentos a favor de su hijo mayor de edad así como los gastos de arrendamiento y consumos de la vivienda donde el mismo residía y, subsidiariamente, la fijación de una pensión alimenticia de 150 euros hasta los 23 años, momento en que se extinguiría.

La demanda fue estimada parcialmente por el juzgado de primera instancia acordando el mantenimiento de las medidas acordadas en sentencia de 2008 (en concreto la obligación del pago del alquiler de 625 euros y gastos de casa de luz, agua, gas y basuras) salvo en lo que respecta a la pensión de alimentos de 600€ fijada a favor del hijo, la cual se mantenía en su integridad mientras éste cursara los estudios  y que en el plazo de tres años siguientes a la notificación de la resolución, la pensión se reduciría, en todo caso, al 50%.

Ambas partes interpusieron recurso de apelación.

La sentencia de apelación revocó la sentencia de instancia y desestimó íntegramente la demanda formulada por el padre.

El padre interpone recurso de casación, en la modalidad de interés casacional, ante el Tribunal Supremo alegando, sucintamente, dos motivos:

1. Oposición de la sentencia recurrida a la doctrina del Tribunal Supremo e inaplicación de los criterios jurisprudenciales respecto a la pensión de alimentos para hijos mayores de edad, su condicionalidad y extinción por generar la necesidad alimenticia el alimentista debido a su conducta.

2. Posibilidad de limitación temporal del derecho alimenticio al no configurarse la pensión de alimentos de los hijos mayores de edad con carácter incondicional.

La Sala del T.S. estima ambos motivos casando la sentencia de la Audiencia y dictando otra en su lugar por al que se declara la extinción de la pensión alimenticia, incluida la contribución al alquiler del hijo.

La estimación se basa en que la sentencia recurrida infringe la doctrina del Tribunal Supremo al identificar plenamente el derecho alimenticio de los hijos mayores de edad con este mismo derecho respecto a los menores de edad, cuando es reiterada la jurisprudencia de la sala que los diferencia y configura de manera diversa, generándose diferentes consecuencias para los hijos mayores respecto a los menores en el derecho de alimentos, pues al ser menores, más que una obligación propiamente alimenticia, lo que existe son deberes insoslayables y, alcanzada la mayoría de edad por los hijos, la obligación alimenticia se mantiene, si bien ya no de manera incondicional sino condicionada a determinada circunstancias de convivencia y falta de recursos y con un contenido económico distinto.

En este caso resultaría de aplicación lo dispuesto en el art. 152.5 del CC respecto a la extinción de la pensión de alimentos cuando el alimentista descendiente del obligado a dar alimentos genere la necesidad de esto por su mala conducta o falta de aplicación al trabajo. Según los hechos probados, el hijo finaliza los estudios de la ESO con 20 años de edad, cuando normalmente se finalizan con 15 años. En los años sucesivos no se ha matriculado en nada y al iniciarse este procedimiento se matricula en estudios de Formación Profesional, que consta de dos cursos lectivos.

(...)

La estimación del recurso se fundamenta en los siguientes razonamientos:

“El art. 93 del CC establece la necesidad de que los padres atiendan económicamente los alimentos de los hijos mayores de edad, si carecieran de ingresos propios, alcanzando a los que aún no hayan terminado su formación, por causa que no les sea imputable a los hijos.”

“El apartado 5 del art. 153 del C. Civil establece la cesación de la obligación de prestar alimentos: <Cuando el alimentista sea descendiente del obligado a dar alimentos, y la necesidad de aquél provenga de mala conducta o de falta de aplicación al trabajo, mientras subsista causa>”

“Art. 142:

Se entiende por alimentos todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica. Los alimentos comprenden también la educación e instrucción del alimentista mientras sea menor de edad y aun después cuando no haya terminado su formación por causa que no le sea imputable.”

(...)

“De lo actuado se deduce que el hijo mayor de edad reunía capacidades suficientes para haber completado su formación académica, debiéndose las interrupciones y la prolongación en el tiempo a su escasa disposición para el estudio. Tampoco consta intento de inserción laboral.”

La sentencia íntegra puede consultarse en el siguiente enlace:

http://www.poderjudicial.es/search/contenidos.action?action=contentpdf&databasematch=TS&reference=8087647&links=%22395%2F2017%22%20%22FRANCISCO%20JAVIER%20ARROYO%20FIESTAS%22&optimize=20170707&publicinterface=true

A PHP Error was encountered

Severity: Core Warning

Message: PHP Startup: Unable to load dynamic library '/usr/home/sys/phpfarm/inst/php53/lib/php/extensions/ming.so' - libming.so.1: cannot open shared object file: No such file or directory

Filename: Unknown

Line Number: 0

Backtrace: